Lesiones de rodilla en el fútbol

El fútbol es un deporte fascinante, maravilloso y que genera mucha pasión en todo el planeta, es una actividad que requiere de grandes capacidades físicas y de mucha resistencia, sin embargo este hermoso deporte es también uno de los principales causantes de lesiones del mundo especialmente de lesiones de rodilla.

Las lesiones o problemas de rodillas son las lesiones más comunes en el fútbol y es que al  tratarse de un deporte en el que las piernas son el instrumento principal del futbolista y las rodillas son el punto de las piernas que más presión soporta aumente la posibilidad de accidentes y fracturas, algunas más graves que otras.

Lesiones de rodilla en el fútbol

Tanto para un futbolista como para cualquier persona, una lesión de rodilla es algo que le puede condicionar por muchísimo tiempo e incluso cohibirse de poder practicar sus actividades, es decir que una lesión de rodilla bastante grave podría hacer que un futbolista se vea forzado a dejar de jugar.

Si bien existe siempre la posibilidad de que las lesiones de rodilla en futbolistas puedan acabar con sus carreras, en muchos casos basta con descanso, recuperación, quizás operación, y rehabilitación para que sus rodillas vuelvan a gozar de un óptimo desempeño y retomar poco a poco su ritmo de juego.

Lesiones más frecuentes en el fútbol

Como ya hemos dicho, las lesiones en los deportes son muy comunes, y entre ellas las fracturas en la zona de la rodilla son las lesiones más frecuentes en el fútbol pero además de ellas existen otras lesiones que también podrían acarrear graves problemas y que son igual de comunes, repasemos cuales son:

  • Esguinces de rodilla y de tobillo: Un esguince es una rasgadura o sobre estiramiento de los ligamentos, es decir, del tejido fibroso que conecta los huesos y las articulaciones. Este suele ocurrir cuando los tobillos o rodillas se flexionan, doblan, rotan o estiran de manera antinatural y brusca.
  • Roturas de menisco: El menisco es un cartílago fibroso situado en las rodillas, entre la tibia y el fémur, su función principal es la de amortiguar los golpes e impactos que sufren las rodillas. Los meniscos pueden desgarrarse a consecuencia de un giro o torsión muy repentina e intensa de la rodilla.
  • Tendinitis Aquílea: Esta es una lesión típica producida por una mala pisada o un impacto recibido en el pies, es una fractura en el tendón de Aquiles es cual conecta el músculo de la pantorrilla con el hueso del talón, los futbolistas siempre son propensos a recibir barridas o patadas de los adversarios en esta zona del pies lo que provoca muchas fracturas de este tipo.
  • Lesiones Faciales: las lesiones más comunes en el fútbol no solo incluyen fracturas en zonas de las piernas sino que al ser un deporte de contacto, constantes saltos, cabezazos y demás es normal recibir golpes en el rostro y en muchos casos estos golpes pueden provocar raspones, cortes o lesiones en la nariz, la boca o la zona ocular

Recomendaciones sobre las lesiones en el fútbol

Antes de iniciar cada partido o entrenamiento es muy importante calentar bien y estirar los músculos de modo que estos estén en estado de actividad y preparados para rendir de manera óptima. Cuando inicien cualquier tipo de actividades físicas sin antes calentar y estirar el riesgo de lesiones crece muchísimo.

Además del calentamiento previo al fútbol es necesario mantenerse bien hidratado antes, durante y después del juego así como contar con una dieta baja en grasas  y rica en proteína y calcio para que los huesos tengan suficiente fortaleza como para soportar la fatiga y el estrés de cada sesión.

Por último también recomendamos contar con alguien que pueda dar masajes para relajar los músculos y así también aliviar la tensión de los huesos para que estos puedan acelerar su proceso de recuperación antes del siguiente partido o entrenamiento.

Deja un comentario